• Lea Edición Impresa257cc8a11d296753edde708435e20882 vercion impresa

Jueves, 20 Abril 2017 14:28

Apartan a tres Magistrados del caso Colmenares

Jessy Quintero y Laura Moreno, seguirán en juicio. Jessy Quintero y Laura Moreno, seguirán en juicio. Cortesía

El caso sobre la muerte de Colmenares no cierra.  Las autoridades están en la planificación por continuar el caso, y hasta ahora se conoció que en esta parte “nueva” del proceso, habrá grandes cambios, muchos de ellos, posiblemente podrían darle la vuelta a esta historia que lleva casi siete años.

La secretaria del Tribunal Superior de Bogotá deberá hacer un nuevo reparto de la apelación sobre la decisión de la juez 11 de conocimiento que absolvió a Laura Moreno y Jessy Quintero por la muerte de Luis Andrés Colmenares.

La Secretaria del Tribunal Superior de Bogotá deberá reasignar a una nueva sala el proceso que se adelanta contra Laura Moreno y Jessy Quintero, investigadas por la muerto de Luis Andres Colmenares. Esto tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia de aceptar los impedimentos de tres magistrados de ese tribunal.

El encargado de analizar los impedimos fue el magistrado de la Corte José Luis Barceló. Los magistrados del Tribunal impedidos son José Joaquín Urbano, Álvaro Valdivieso y Jorge Enrique Vallejo,  quienes fallaron en el proceso contra Carlos Cárdenas.

El magistrado de la Sala Penal de la Corte José Luis Barceló aceptó los impedimentos de José Joaquín Urbano Martínez, Álvaro Valdivieso Reyes y Jorge Enrique Vallejo Jaramillo, que en la sentencia del 7 de octubre del 2014 afirmaron que el caso de Colmenares fue un homicidio.

Un medio de comunicación nacional, reseñó que Barceló explicó que este punto es clave, dado que el Juzgado 11 Penal del Circuito, que absolvió a Quintero y a Moreno, señaló que el joven murió por una caída sobre la cara y no a golpes propinados por terceros.

“En el presente asunto se tiene que en el caso seguido contra Cárdenas Gómez no existió reflexión alguna sobre la responsabilidad en los hechos de las aquí procesadas (Laura Moreno y Jessy Quintero), no podría ser de otra forma pues tal no era el objeto de aquella actuación; pero sí existe el anticipo de una opinión sobre la materialidad del delito, que es, ni más ni menos, uno de los puntos neurales en que se funda la absolución que al Tribunal le corresponde analizar en segunda instancia”, sostiene la Corte Suprema.

Lo que ahora resulta es que estos últimos tres magistrados que en un comienzo se negaron a conocer del caso al considerar que sus compañeros de la Sala Penal del Tribunal sí eran competentes, ahora tienen la última palabra en uno de los casos más seguidos por los colombianos en los últimos años.

El universitario Luis Andrés Colmenares apareció muerto en un caño situado en un parque de Bogotá el 1 de noviembre de 2010 tras una noche de fiesta junto a sus amigos.

Inicialmente se consideró que el joven se había suicidado con base en declaraciones de su pareja, Laura Moreno, y de amigos, si bien diferentes datos forenses hicieron que se reabriera el proceso judicial.

Su hisoria parece no tener fin, su drma, aún es vivido por sus padres y demás familiares. La justicia decidirá el destino de esta historia.